Cada bebida es un mundo, por esta razón en Makoto Panamá nos esforzamos en ofrecer una amplia variedad en licores para que nuestros invitados tengan la oportunidad de conocer las distintas tendencias globales a través de los mejores productores. En esta ocasión queremos presentarte una de nuestras propuestas favoritas en cuanto a vinos naturales se trata.

Donkey and Goat es una bodega urbana californiana situada en la ciudad de Berkeley. Allí Jared y Tracey Brandt elaboran vinos naturales a partir de diferentes viñedos plantados principalmente con variedades francesas del Ródano y de otras zonas de Francia como Pinot Noir y Chardonnay. Los vinos artesanales de Francia son su referente ya que es allí donde estuvieron formándose junto al gran vigneron Eric Texier. Su trabajo en el cultivo del viñedo y en la bodega se basa en el mínimo intervencionismo, en hacerlo todo sin necesidad de aditivos ni mecanización, así fermentan con levaduras autóctonas en grandes tinas de madera vieja, sin adición de ningún tipo de sustancias y con mínimas dosis de sulfuro en el embotellado, buscando siempre impulsar las prácticas para una agricultura sostenible, natural y biodinámica.

MANIFIESTO de DONKEY AND GOAT

Nos esforzamos para hacer el vino lo más natural posible, sentimos que
el resultado es un vino de calidad superior, al mismo tiempo que somos coherentes con nuestros objetivos medioambientales. También nos hemos esforzado por encontrar vignerons que compartan nuestra preocupación general en torno al medio ambiente y el deseo de cultivar uvas con una agricultura natural. Luchamos contra la doctrina que ignora el exceso y los riesgos de la agricultura industrial. Fermentamos todos los vinos (tintos y blancos) en cubas grandes de madera. Esto es importante para nosotros y no somos partidarios de la vinificación en depósitos de plástico.

Todos los procesos se hacen de forma natural: la vendimia, la clasificación de la uva, el pisado de la uva… Nuestras manos están en el vino cada día y lo saboreamos con gusto”. Tracey Brandt.

Recomendación de la casa: ideal para maridarlo con nuestras ostras de Prince Edward Island mientras disfrutas de la vista que nuestra ciudad nos regala desde la terraza, cheers to that!