En Makoto sabemos que a través de un buen licor es posible conocer distintas técnicas aplicadas alrededor del mundo, cada país y cultura expresa su sentir mediante métodos propios que dan como resultado un producto totalmente original.

En Japón, el sake se ha masificado y actualmente se ingiere de forma frecuente para celebrar, sin embargo en algunas religiones este licor forma parte de rituales con fines de purificación. Su producción responde a una tradición milenaria que da forma a numerosos mitos y ritos que enriquecen su esencia.

Por eso, en esta oportunidad, queremos recomendarte nuestro Kikusui Kuramitsu, un tipo de sake Premium considerado un manjar en la ciudad de Niigata y ganador del premio IWC 2014 Daiginjo Class Gold Prize. Se prepara a base de arroz Uonumasan Koshi Hikari de la más alta calidad, molido cuidadosamente al 23% de su tamaño original, convirtiéndose en la bebida icónica de Kikusui Sake Company durante los últimos 130 años.

El perfume de este Daiginjo es suave, limpio y ligeramente dulce, una experiencia de refinamiento completo. Es perfecto para maridarlo con caviar, jamón ibérico y platos ligeramente sazonados. En Makoto lo tenemos en su presentación de 750 ml, visítanos y brinda con nosotros, kanpai!